Hoy, 11 de octubre, los alumnos beneficiarios del Programa de Inmersión Lingüística de Gorona del Viento se han reunido en las instalaciones de la Central Hidroeólica de El Hierro para compartir sus experiencias sobre los diferentes cursos de verano a los que asistieron.

Esta actividad sirve de cierre a una iniciativa enmarcada dentro del programa de Acción Social de la entidad gestora de la central Hidroeólica, que anualmente destina recursos a actividades que generen un impacto positivo en la sociedad herreña. En esta convocatoria se destinaron un total de 60.000 euros para reforzar las competencias en idiomas de los estudiantes herreños.

En total, se otorgaron 20 becas a estudiantes de bachillerato de El Hierro con un importe por becario de 3.000 €. La ayuda se destinó a la realización de un curso de inmersión lingüística en un país cuyo idioma oficial fuera inglés, francés o alemán. Los destinos finalmente escogidos por los estudiantes fueron Canadá, Reunido Unido, Alemania, Irlanda y Malta.

Alpidio Armas, presidente de Gorona del Viento, acompañó a los estudiantes durante su visita a la Central. Sobre el programa de becas, el presidente señaló que: “Queríamos hacer una acción ligada a la formación que fuese transversal e impactara en el mayor número de personas. Así surgió la idea de las becas de idiomas. Esta convocatoria es una oportunidad de futuro para los jóvenes de la Isla.”

En el acto, varios de los becados han narrado su experiencia formativa: desarrollar habilidades comunicativas, conocer otra cultura, crear redes de contactos, son algunos de los aspectos que más han destacado. A este respecto, Manuel Domínguez, director del IES Garoé ha señalado que “sin duda son estas prácticas el mejor argumento de cara a habilitar significativamente a nuestro alumnado en una lengua que, a través de este tipo de inmersiones, se hace mucho más competente”.

“Gracias a este tipo de iniciativas se puede decir que nuestro alumnado es hoy por hoy mucho más competente a nivel lingüístico y mucho más abierto a unas realidades sociales lejanas geográficamente pero un poco más cercanas a través del idioma que han estudiado”, explica el director del centro.

También estuvo presente el nuevo consejero delegado, Santiago González, que señaló la importancia de integrar las políticas de acción social en el plan estratégico al tiempo que se analiza el impacto que la actividad empresarial genera sobre la sociedad. “La iniciativa ha sido un éxito como muestran los resultados, pero tenemos miras más altas. Por ejemplo, implantar formación especializada en renovables que genere valor a largo plazo”, asegura el consejero.

Gorona del Viento asegura que el programa de becas es una muestra más de su compromiso con la responsabilidad social y el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. La empresa seguirá impulsando iniciativas como esta que aúnan la mejora de competencias profesionales y una experiencia de desarrollo personal.