Representantes de Gorona del Viento y la Reserva de la Biosfera de El Hierro mantuvieron esta semana una reunión para trazar líneas de acción conjuntas que pretenden, entre otros objetivos, ahondar en el acercamiento de estas dos entidades al ciudadano, al tiempo que aprovechar las bondades de la Central Hidroeólica y el sello otorgado por UNESCO para seguir promocionando la Isla como territorio que aboga por la sostenibilidad.

Así lo han hecho saber la consejera de Medio Ambiente del Cabildo herreño, Montserrat Gutiérrez, y el consejero delegado de Gorona del Viento, Santiago González, tras un encuentro en el que se ha puesto de manifiesto la necesidad de que la Reserva de la Biosfera se convierta en un elemento integrador, que posibilite seguir potenciando las fortalezas de El Hierro. Esto es, “desde el mantenimiento de las tradiciones e idiosincrasia del pueblo herreño, hasta los nuevos proyectos de desarrollo, que demuestran la integración de la población en el territorio, con el aprovechamiento responsable de sus recursos”, afirmaron.

Se cumplen 20 años desde que la Isla fuese declarada Reserva Mundial de la Biosfera.  Una conmemoración que se ha hecho visible a través del lema #20años20razones, con la que, sobre todo a través de las redes sociales, se ha contribuido a reforzar la visibilidad de El Hierro: sus productos locales como parte de la entidad de marca, singularidades de la Isla que no sólo tienen que ver con su belleza paisajística sino también con las actividades culturales, empresariales, deportivas y otras.

Desde Gorona del Viento se recordó que ser poseedores del sello de Reserva Mundial de la Biosfera supuso un impulso para la consecución del proyecto de la Central Hidroeólica de El Hierro, mientras es ahora esta Central uno de los elementos más emblemáticos que se dan para que la Isla pueda seguir revalidando el título de la UNESCO. “El sistema de autoabastecimiento de Gorona del Viento representa aprovechamiento sostenible de los recursos, tesón del herreño por avanzar hacia un desarrollo menos dependiente del exterior y con más réditos para la Isla y sus habitantes, oportunidades para otros sectores como la educación e investigación, el fomento de un mayor aprovechamiento de las energías limpias, etcétera” afirmó Santiago González, consejero delegado de Gorona del Viento.

Por todo esto, los agentes implicados tanto en Gorona como en la Reserva se han comprometido a trabajar de la mano para que a corto plazo se pongan en marcha iniciativas no sólo den mayor visibilidad a ambos, sino que signifiquen proximidad con el ciudadano, y que éste pueda entender la Reserva como “un elemento integrador, porque lejos de la antigua creencia de que es un sello restrictivo, ser Reserva Mundial de la Biosfera lo que supone es un impulso añadido para cualquier proyecto que en ella se quiera llevar a cabo, en sintonía con el modelo de desarrollo que hemos escogido”, afirma la consejera de Medio Ambiente, Montserrat Gutiérrez.

La concienciación en materia de ahorro energético, la promoción de actividades que apoyen a la comunidad educativa, la potenciación de El Hierro como atractivo turístico para el visitante respetuoso con el medio natural, el fomento de encuentros con otros territorios de cara a favorecer el intercambio de experiencias en modelos de desarrollo similares, la puesta en marcha de medidas de eficiencia que desemboquen en el ahorro económico para organismos, empresas, particulares y con ello también en beneficios medioambientales, son algunas de las líneas de trabajo que se han marcado en la reunión entre Gorona del Viento y la Reserva de la Biosfera.